Revista Emprendedores

Los préstamos al consumo para la vuelta al cole crecen durante el mes de agosto, según Finanzate

⌚ Tiempo de lectura: 3 minutos
/COMUNICAE/

Las vacaciones de verano concentran la mayor solicitud de préstamos dedicados al estudio. En los últimos 5 años, ha aumento de media un 29% la cantidad de dinero solicitado para financiar la vuelta al cole

Según explican desde Finanzate (www.finanzate.com), expertos en intermediación financiera, durante los meses de agosto y septiembre, les concentra la mayor solicitud de préstamos al consumo destinados a pagar la vuelta al cole. Y es que con una tendencia de precios al alza en los últimos 5 años, 2023 se presenta como el año más caro para la vuelta al cole. 

Libros, material escolar, uniformes y matrículas universitarias para los más mayores concentran el mayor gasto del próximo mes de septiembre. Por ello las familias recurren a diferentes estrategias para pagar los gastos de la cuesta del mes de la vuelta a los estudios. 

Durante años, la adquisición de libros de texto, material escolar y uniformes ha sido un desafío financiero recurrente para las familias en todo el país. Sin embargo, el 2023 presenta un nuevo obstáculo, ya que se anticipa un incremento medio significativo del 7,5% en los precios de los materiales escolares. Este aumento ha desencadenado un aumento en la concentración de solicitudes de financiamiento y préstamos personales durante los meses previos al inicio del año escolar.

Según datos de Finanzate, el aumento en la demanda de financiamiento para la vuelta al cole se ha traducido en un notable incremento del 29% en el capital medio solicitado en préstamos al consumo en los últimos tres años. Esta cifra revela la magnitud de la presión financiera que las familias enfrentan en su esfuerzo por asegurar que sus hijos cuenten con los recursos necesarios para tener éxito en su educación.

La necesidad de financiamiento no se limita únicamente a los más jóvenes que regresan a la escuela primaria. Los adolescentes que buscan continuar su educación superior también se han visto afectados por esta tendencia. Las solicitudes de préstamos al consumo destinados a financiar los estudios universitarios y las matrículas han aumentado considerablemente en los últimos años, demostrando que la preocupación financiera no se limita a la educación básica.

Uno de los aspectos más notables de esta tendencia es la ventaja financiera que los préstamos destinados a la educación presentan en comparación con otras formas de financiamiento. Los préstamos para estudios ofrecen tasas de interés significativamente más bajas, alrededor del 7%, en contraste con las altas tasas que a menudo acompañan a las tarjetas de crédito, que pueden superar el 21%. Esta diferencia en las tasas de interés hace que los préstamos para estudios sean una opción atractiva para las familias que buscan financiar la educación de sus hijos de manera más asequible.

3 consejos para conseguir un préstamo al consumo para la vuelta al cole:

  • Calcular la cantidad con la mayor precisión: Antes de solicitar un préstamo, se debe evaluar cuidadosamente los costos de libros, material escolar y uniformes. Hay que calcular la cantidad total necesaria para cubrir estos gastos y evitar solicitar más de lo necesario.
  • Buscar y comparar ofertas: Se deberá investigar diferentes opciones de préstamos y comparar las tasas de interés y términos ofrecidos por diversas instituciones financieras. Así se podrá elegir la opción con los tipos de interés más competitivos y plazos razonables para poder ahorrar dinero a largo plazo.
  • Conocer la opción de los intermediarios financieros: Se recomienda considerar la ayuda de intermediarios financieros como Finanzate ya que puede ser una alternativa efectiva. Estas empresas trabajan con múltiples bancos y entidades, facilitando la búsqueda de préstamos que se adapten a las necesidades y circunstancias específicas de cada familia. Con su experiencia y amplia red, pueden ayudar a obtener las mejores condiciones posibles.

A medida que las familias se enfrentan a los desafíos económicos de la temporada escolar, los expertos de Finanzate aconsejan realizar una planificación para mejorar la toma de decisiones en todo lo referente a la economía familiar. Al evaluar evaluar estas necesidades con precisión, comparar opciones y mantener un historial crediticio sólido, las familias podrán enfrentar los costos de la vuelta al cole de manera inteligente y responsable.

Además, desde Finanzate advierten de que es fundamental recordar que los préstamos son compromisos financieros que deben abordarse con prudencia. Antes de comprometerse con cualquier acuerdo de préstamo, se debe tomar el tiempo para analizar a fondo todas las circunstancias personales y sopesar las implicaciones financieras a corto y largo plazo.

Fuente Comunicae

Valora este artículo. Gracias!!
Revista Emprendedores
Revista Emprendedores